Humanity at Music

Jon Maya, bailarín y coreógrafo.

Comenzó a bailar con seis años en el grupo de danzas populares Ereintza de Errenteria. Se ha formado, sobre todo, en danza tradicional y desde ahí ha desarrollado sus propios proyectos. Individualmente, ha sido siete veces campeón de Euskal Herria de aurresku, desde el año 1997 hasta 2005. Hoy en día, es el director de Kukai Dantza Taldea y el responsable de poner a bailar al proyecto Humanity at Music.

 

¿Qué es para tí Humanity at Music?

Es para mí un reto realizar un espectáculo de estas dimensiones, y poner a bailar un movimiento y grupo de personas que forman una comunidad importante y sólida en Euskal Herria. Además de ser un gran reto, también es atractivo. El grupo de trabajo artístico es maravilloso y eso nos ha animado aún más a participar en el proyecto.

 

Realizarás la coreografía de la representación en directo. ¿Cómo la definirías?

Estamos en proceso de reflexión, creación, preparación… Me gustaría que nuestro trabajo reflejara el carácter cooperativo y los principales valores de MONDRAGON, y que toda persona que conforme MONDRAGON se sintiera identificada con las sensaciones y vivencias que reflejen nuestra danza.

 

Será un proyecto participativo. ¿Cómo animarías a los cooperativistas a participar en el proyecto?

Ellos son el alma de la cooperativa y sus vivencias son necesarias para este trabajo. Para nosotros es imprenscindible esa experiencia y será necesaria su ayuda. Por otro lado, podrán vivir una nueva experiencia viviendo y gozando el cooperativismo participando como público interactivo: cantando, bailando…

El libro, una joya para guardar
y regalar

Como dice Maite Mutuberria, ilustradora del proyecto, el libro tiene el valor de un tesoro. Es un libro para leer en calma y guardarlo para siempre. Reúne el pasado, presente y futuro del cooperativismo vasco, pero, sobre todo, es un trabajo artístico e inspirador. Un libro que debería estar en casa de cualquiera que vive o haya vivido el cooperativismo desde dentro.